Crimen Transnacional/Derechos Humanos

A la luz, los secretos de las matanzas de Tamaulipas

El traslado de los cuerpos hallados en San Fernando hace tres años.

El traslado de los cuerpos hallados en San Fernando hace tres años.

En la revista Proceso esta semana, la periodista premiada Marcela Turati cita una colección de cables diplomáticos desclasificado por nuestro proyecto de México/Migración, para arrojar luz a lo que dice ella es la “colusión de los oficiales mexicanos municipales, estatales y federales” a las matanzas de cientos de migrantes en y alrededor de San Fernando, Tamaulipas, por la organización criminal conocido como Los Zetas.

Los informes desclasificados detallan actos terribles de violencia perpetrados entre cárteles rivales mexicanos de la droga en los últimos años, incluyendo las masacres de San Fernando de los años 2010 y 2011, las cuales costaron la vida de más que 250 personas, la mayoridad migrantes en ruta a los Estados Unidos. Decenas de migrantes y otros viajeros fueron sacados de autobuses interurbanos y luego asesinados como parte de la lucha territorial en el estado del norte Tamaulipas. Cientos de cuerpos han sido hallados desde entonces y recuperados de fosas comunes en la región.

“Los reportes diplomáticos… muestran que los cárteles controlaban parte de Tamaulipas, el sufrimiento de la población, el sometimiento de la prensa y la pantomima de un gobierno que simulaba llevar las riendas,” según el reporte de Turati, lo que sale a la venta en México esta mañana (y está disponible a suscriptores en Proceso.com).

Un informe anterior de Migración Abierta reveló los esfuerzos por parte del gobierno mexicano minimizar “la responsabilidad del estado” por los masacres. Los reportes describen como los asesinos sacaban a las víctimas de autobuses comerciales, mataban a aquellos que rehusaron trabajar para el cártel y tiraban sus cuerpos a fosas comunes. La Embajada citó información que indica que “las autoridades migratorios y policías locales” en México “comúnmente se hacen de la vista gorda o conspiran” en los secuestros y masacres llevadas a cabo por los carteles de drogas. Oficiales mexicanos dijeron a los Estados Unidos que ellos creían “que la mayoría de las víctimas encontradas eran personas migrantes en su camino a los Estados Unidos, que habían sido interceptados en la ruta y no habían podido pagar lo que se les demandaba.”

El reporte de Turati revela información adicional de los documentos desclasificados enviados por diplomáticos, oficiales de inteligencia, y agencias de seguridad, que describen la falta de capacidad por el ejército mexicano y oficiales de agencias de seguridad controlar la lucha territorial que disparó en Tamaulipas entre los Zetas y su ex-aliado, el Cártel del Golfo. Organizaciones narcotraficantes “actuaron con impunidad casi total, frente a la aquiescencia de fuerzas locales de seguridad,” según el cable diplomático, fecha de abril de 2010, de la Sección de Asuntos Narcóticos de la Embajada EU.

Otros documentos ahora parece ser advertencias ominosas a la carnicería lo que estaba por venir. Un informe de marzo de 2010 del consulado EU en Matamoros, Tamaulipas, ciudad fronteriza con Brownsville, Texas, informó que la cuidad “podría ser la escena de conflicto en el futuro próximo,” y que Matamoros, como “el sede aceptable del Cártel del Golfo,” fue un objetivo del alta importancia por unos próximos ofensivos de Los Zetas.”

Otro documento destacado por Turati demuestra que Los Zetas, muchos de quienes fueron reclutados de la unidad elite del ejército mexicano conocido como el Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE), mantuvieron vínculos a un grupo de las fuerzas especiales del ejército guatemalteco responsable por actos de crueldad inimaginable durante el conflicto armado que consumó el país en los años ochentas. Escrito menos de tres meses antes de la masacre de agosto de 2010, el documento muy censurado del departamento para la lucha contra la droga (Drug Enforcement Administration -– la DEA) describe un tiroteo en Tamaulipas que resultó en los muertos de cuatro Zetas y el arresto de cuatro más. “Se determinó que algunos fueron miembros de Los Zetas y los sujetos de Guatemala fueron miembros de las Fuerzas Especiales de Guatemala (Kaibiles),” según el reporte de la DEA.

El Archivo publicará la colección completa de los documentos sobre San Fernando por nuestro sitio de Web del National Security Archive en los días que vienen. Favor de revisar este blog y nos siguen por Twitter para mantener al tanto a las últimas novedades en el caso.

About these ads

2 pensamientos en “A la luz, los secretos de las matanzas de Tamaulipas

  1. Pingback: A la luz, los secretos de las matanzas de Tamaulipas | Análisis urbano

  2. Pingback: Tres años después, todavía no hay justicia en 2011 masacre de San Fernando | Migración Abierta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s