Seguridad Fronteriza

Los “gotaways” aumentando más rápidamente que aprehensiones sobre frontera sudoeste de EE.UU

cbpdocDaniel E. Martinez, Profesor Ayudante de Sociología en la Universidad George Washington, es co-autor de esta entrada de blog, y co-autor también del Estudio sobre el cruce de las fronteras de migrantes. Traducción por Marco Fernández.

Con la fecha límite acercándose para que el congreso estadounidense apruebe el presupuesto necesario para mantener abierto el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y los cuerpos de protección de fronteras, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU (CBP) a ha dado a conocer nuevos datos de acuerdo con el Freedom of Information Act de los EE.UU (FOIA) y muestran que ha habido un aumento importante de inmigrantes indocumentados que han conseguido no ser detenidos por los agentes de aduanas de los Estados Unidos. Estos datos son especialmente significativos en el sector de la Patrulla Fronteriza (USBP) conocido como Valle de Río Grande (RGV), una región que también ha visto un reciente aumento del número de migrantes que han fallecido en su intento de entrar en los Estados Unidos.

Los datos publicados por el CBP en diciembre del 2014 muestran que el número total de detención de migrantes indocumentados a lo largo de la frontera suroeste ha aumentado un 46,3% entre los años fiscales 2011 y 2014. Pero los datos hechos públicos por el CBP no incluían cifras que indicaban que ha habido un incremento todavía más importante en el número de migrantes cruzando la frontera que han evitado la detención después de haber sido vistos tratando de entrar en los Estados Unidos desde México. El número de los llamados “gotaways” ha aumentado un 100% desde el año fiscal 2011 al año fiscal 2013, de acuerdo con los nuevos datos. (Ver gráfico número 1.) El número de migrantes que desistieron de la entrada en Estados Unidos también aumentó casi un 30% durante este periodo, desde 120,986 en el año fiscal 2011 hasta 156,433 en año fiscal 2013. [ Los datos de 2011 han sido extraídos de un informe de diciembre de 2012 del US General Accountability Office (páginas 74-82).  Estos datos todavía no están disponibles para el año fiscal 2014.]

Estas nuevas cifras muestran lo que está en juego en la crisis política que ha puesto la financiación de DHS en peligro inminente. Los republicanos del congreso se han negado a autorizar la financiación que permite seguir operando a DHS, CBP, USBP y otras agencias de seguridad nacionales tras la fecha límite del viernes, a menos que el proyecto de ley incluya provisiones que dejen sin efecto las órdenes ejecutivas del presidente Obama que, entre otras cosas, amplia el acceso al programa de Acción Diferida para la Llegada de Menores [Deferrred Action for Childhood Arrivals  (DACA)], bajo el cual ciertos individuos indocumentados que llegan antes de los 16 años son excluidos para su deportación. La semana pasada, un juez federal de Texas emitió una orden temporal que bloquea la acción ejecutiva de Obama que permitiría a un número adicional de aproximadamente más de cinco millones de inmigrantes permanecer en Estados Unidos.

Los expertos han atribuido el incremento de las detenciones en la frontera con México principalmente al incremento de migración indocumentada que viene desde Centroamérica  debido a su inestabilidad política y violencia. Por ejemplo, detenciones de “Otros no mexicanos”  en la frontera sudoeste aumentaron casi un 600%, de 46,997 en el año fiscal 2011 a 327,577 en el año fiscal 2014.  En el año fiscal 2014, el 52.7% de las detenciones en la frontera sudoeste eran de no mexicanos, comparado con el 14.3% en el año fiscal 2011.  A pesar del incremento en las detenciones, escapados y retornados (“gotaways” y “turnbacks”) en los últimos años, el número de detenciones a lo largo de toda la frontera permanece casi en los niveles más bajo de los últimos 40 años, como señalan los analistas de la Oficina en Washington de Latinoamérica (WOLA).

fig1

 

La mayoría de los últimos aumentos en las tres categorías han ocurrido en la Patrulla de la Frontera del Sector del Valle de Río Grande (RGV), la zona más oriental en la frontera sudoeste que incluye la ciudad de McAllen, Texas.  El número de escapados (“gotaways”) en RGV  aumentó más del 187%, de acuerdo a los nuevos datos -de 35,759 en el año fiscal 2011 a 102,763 en el año fiscal 2013 (ver grafico 2).  Retornados (“turnbacks”) aumentaron de 27,428 en el año fiscal 2011 a 69,815 en el año fiscal 2013, lo que corresponde casi a un incremento de un 155%.

Estos incrementos son especialmente preocupantes dado el reciente aumento de muertes de migrantes en el sur de Texas comparado con tan solo hace cinco años.  El aumento en el número de personas que cruzan la frontera y que no son detenidas por las autoridades de los Estados Unidos en este sector sugiere la probabilidad de que RGV continuará a tener algunos de los porcentajes más altos de muertes de migrantes en toda la frontera.

fig2

RGV no es solo el sector más cruzado de toda la frontera, si no también el corredor más usado por los migrantes indocumentados de Centroamérica debido a su proximidad geográfica a la región.  Aproximadamente el 75% de las  256,393 personas detenidas allí en el año fiscal 2014 no eran mexicanas. El aumento de detenciones, escapados (“gotaways”) y retornados (“turnbacks”) en RGV se corresponde con el dramático aumento en el número de niños centroamericanos indocumentados que viajan solos que intentan cruzar la frontera, ampliamente documentado en el verano del 2014.

Las cifras más recientes de CBP muestran casi una caída de un 40% en detenciones de menores que viajan solos en la frontera sudoeste en el año fiscal 2015 comparado con el mismo periodo el año pasado, y una caída del 44% en RGV específicamente.  Pero lo que todavía no parece claro es si este descenso reportado en detenciones en los primeros meses del año fiscal 2015 se corresponde con el descenso similar en retornados (“turnbacks”) y escapados (“gotaways”) -que indicaría un nivel general más bajo de intentos de cruzar la frontera por menores que viajan solos- o si esas categorías han continuado aumentando incluso cuando las detenciones han disminuido.  Con la falta de estos datos, nos quedamos con tan solo una parte de la historia.

fig3

Aunque RGV ahora es la región fronteriza que tiene el número mayor de migrantes indocumentados, éste no ha sido siempre el caso.  Una serie de esfuerzos en el cumplimiento de  la ley en las fronteras a principios y mediados de los 1990 redistribuyeron el flujo migratorio desde los puntos tradicionales urbanos de paso tales como San Diego, CA o EL Paso, TX hacia las zonas remotas y desérticas del sureste de Arizona.  Entre los años fiscales de 1998 y 2012 los Sectores de Tucson reportaron más detenciones que ningún otro sector a lo largo de toda la frontera.  Sin embargo, este récord pertenece ahora a RGV, según los flujos migratorios han vuelto de nuevo a dirigirse hacia el este, y parece que el número de detenciones, escapados (“gotaways”) y retornados (“turnbacks”) (gráfico 2), está aumentando de nuevo en lo que ha sido durante más de una década la región con más muertes a lo largo  de toda la frontera entre Estados Unidos y México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s